Google+ Followers

lunes, 28 de octubre de 2013

Un mundo basado en las relaciones de dependencia personal (28 de octubre)

En la clase de hoy nos dedicamos a ver que entre los siglos IX-X y el XV aproximadamente en gran parte de Europa las RELACIONES DE DEPENDENCIA PERSONAL eran lo más importante en todos los aspectos de la vida.
Tenían que ver con la producción de alimentos, con la protección de la vida, con la guerra, con el ejercicio del poder y la justicia... es decir, con casi todas las cosas que relacionaban a las personas en aquella época.

Hoy nos quedó claro que había dos tipos de relaciones de dependencia personal:
la primera era la SERVIDUMBRE, de la que venimos hablando hace unas cuantas clases
la otra, que presentamos hoy, era el VASALLAJE.

Recordamos que ya en la época de Carlomagno, los condes y los marqueses hacían un juramento de fidelidad hacia él, y de esa manera Carlomago organizaba el gobierno de todo su imperio. Recuerden que había más o menos 200 condados y unas 6 marcas.
Esta idea sobrevivió a la división del imperio, y en el fondo fue la que permitió enfrentar el nuevo tipo de invasiones que asolaban Europa (los vikingos, los húngaros, los sarracenos). Ya habíamos comentado que el poder del rey estaba muy disminuido porque los señores tenían señorío en sus tierras. Lo que sucedió también, es que muchos señores (que eran nobles y libres) fueron reclamando la fidelidad de otros para asegurar mejor la defensa en caso de ataque...
De esta forma el noble que juraba fidelidad a otro noble se convertía en su VASALLO. En nuestra época esta palabra nos hace pensar en alguien que ha sido derrotado o sometido por otra persona, pero en aquella época era otra cosa. Ser 'vasallo' de un 'señor' prestigioso y poderoso era un gran orgullo.

No olviden este detalle: como era una relación entre hombres libres, la mayoría de los nobles era tanto vasallo de un noble (o de varios) y señor de uno o muchos nobles. Sería muy difícil representar gráficamente las relaciones entre ellos. Se parecería a una red 'enredada'. Ah, el rey, era un noble más y tenía sus vasallos, y alguna vez, también era vasallo de otros señores... claro, muy importantes..

Por último, hablamos de los FEUDOS. Los señores retribuían la fidelidad, ayuda, etc. de sus vasallos con una tierra, que se llamaba FEUDO. Esa tierra no era de la propiedad del vasallo, solo podía 'beneficiarse' de ella (¿recuerdan el 'beneficio' de la época de Carlomagno?). En esa tierra había unos campesinos, que eran siervos, y para los cuales este 'vasallo' se convertía en su 'señor' porque tenía señorío en esa tierra.

La clase próxima estará enteramente dedicada a repasar todo este tema, en vistas al escrito del viernes. 
Por favor, recuerden que es un error gravísimo confundir al vasallo con el siervo, y ni les digo si encuentro que alguien dice que los vasallos cultivaban la tierra... subrayo en rojo, y pongo una cruz al lado porque eso está muy mal. 

Vean estas imágenes... puede ser que aparezcan en el escrito o que haya alguna pregunta sobre el momento del juramento de fidelidad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario