Google+ Followers

miércoles, 23 de octubre de 2013

Señoríos y monarquías (23 de octubre)

En la clase de hoy estuvimos hablando de la manera en que funcionaban algunas cosas en el siglo IX y en el siglo X (o sea en la época en que llegaron los invasores que conocimos la clase pasada).
Recordamos que desde ya hacía unos cuantos siglos Europa era un mundo rural e inseguro. Esto había empezado en el siglo III y cada vez de acentuaba más. Ya no quedaba casi ninguna ciudad, las que quedaban eran ruinosas, y además en el fondo nadie estaba seguro. Carlomagno había intentado organizar un mundo en paz, pero luego de su muerte las cosas cambiaron mucho porque llegaron nuevos invasores.

Hoy hablamos del mundo rural, de quiénes tenían realmente poder en ese mundo. Ya habíamos visto antes que los patrones de las villas romanas tenían a su servicio a los colonos, que eran campesinos que trabajaban la tierra y no eran libres, pero estaban protegidos por el patrón.
Vimos que con el tiempo los patrones pasaron a llamarse SEÑORES, y tenían mucho poder sobre los campesinos que vivían en sus tierras: podían administrar justicia, hacer las 'leyes' (en realidad no había leyes como las de hoy, pero era algo similar), imponer castigos a los que eran encontrados culpables de delitos. No había cárceles, así que los castigos eran diferentes a los de hoy. Muchas veces eran castigos físicos, como ser azotado con un látigo o con una vara.
El señor también tenía que proteger a los campesinos, y más en una época de tanta inseguridad. La violencia de los ataques que podían sufrir era inmensa. En esos casos, podían entrar a su 'casa', que progresivamente se fue fortificando hasta convertirse en un castillo. En las próximas clases hablaremos de esto.
El señor también tenia que velar por las almas de los campesinos, así que se ocupaba de que hubiera alguna iglesia en su territorio, en la cual los campesinos pudieran ser bautizados, tomaran la comunión, fueran a misa, se casaran, y cuando morían, recibieran sacramentos y sepultura cristiana. Esto era importantísimo en esa época.

Finalmente, nos preocupó saber qué pasaba con el rey si los señores tenían los señoríos.... El rey, y eso lo vimos en la clase pasada, tenia mucha dificultad para enfrentar con eficiencia a los invasores, así que su poder fue decayendo. En realidad, es como si se hubiera disgregado, como desmigajado, en cientos de poderes locales, que los tenían los señores con sus señoríos. En la clase del viernes vamos a hablar mucho más de esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario