Google+ Followers

lunes, 14 de octubre de 2013

En 1º2 la clase la dio Bernardo (14 de octubre)

El imperio carolingio; fidelidad, beneficio y tierras

En la clase de hoy terminamos de ver cómo Carlomagno gobernaba su imperio. Hablamos de unos funcionarios llamados Missi Dominici, que quiere decir enviados del señor. Los Missi Dominici eran inspectores que recorrían los condados de incognito, es decir, los condes que eran vigilados no sabían en qué momento podían estar siendo vigilados. Además también podían recordar o informar a los condes sobre decretos que Carlomagno pudo haber aprobado.
Luego de todo esto informaban a Carlomagno sobre todo lo que habían visto.

Hablamos después de la fidelidad, el beneficio y el valor de la tierra.
Carlomagno se vinculaba con sus condes y marqueses mediante un juramento de fidelidad. Dijimos que no era un contrato donde ambas partes firmaban un papel como se haría hoy en día, sino una ceremonia donde esos funcionarios juraban obediencia a Carlomagno. El juramento de fidelidad duraba toda la vida.
Si alguno de los soldados que habían jurado fidelidad a Carlomagno lo traicionaba, era considerado un traidor. El emperador podía quitarle la tierra que le cedió, y además vengarse de esa traición de distintas maneras.
Los condes y marqueses recibían un beneficio como retribución por sus servicios al emperador. Carlomagno les cedía una parcela de tierra para que estos condes y marqueses se beneficiaran de lo que aquella tierra les brindaba. No se las regalaba, no se las vendía, se las daba para que la usen.
Por ejemplo si en la tierra había un bosque podían extraer de él madera, cazar pequeños animales, extraer frutos. Si había una aguada podían sacar agua, pescar. Si en esa tierra se construyó un puente para unir dos territorios separados por la aguada, el que ocupaba la tierra podía cobrar “peaje” a quienes tenían que pasar por el puente.

La tierra tenía un valor impresionante en el imperio carolingio, era la base del poder de Carlomagno. En cada primavera y verano, Carlomagno se disponía a hacer la guerra y conquistar territorio. Carlomagno repartía la tierra para que sus condes y marqueses tomaran los beneficios de ésta. Esta era una forma que tenía el emperador de que sus súbditos estén bajo su dependencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario