Google+ Followers

lunes, 21 de octubre de 2013

Un largo ciclo de invasiones llega a su fin (21 de octubre)

Hoy estuvimos hablando de los distintos pueblos bárbaros que habían atacado al Imperio Romano, y también de los que después que el imperio había desaparecido siguieron llegando al territorio europeo.
Dijimos que había sido un tiempo muy extenso, que abarcó unos 8 siglos, es decir, unos 800 años. Los primeros pueblos que pasaron la frontera del imperio romano lo hicieron alrededor del año 200, y de eso nos acordamos porque fue la época de la crisis del siglo III.
Luego, recordamos que hablamos muchas veces más de los bárbaros en la frontera del imperio y aún dentro de su territorio. Fue por eso que hablamos de la barbarización de las fronteras, del ejército y finalmente de casi todas las cosas durante la época del Bajo Imperio Romano (siglos IV y V).
Luego, los distintos pueblos 'bárbaros', que algunos autores llaman 'germanos' (abarcando los Francos, los Visigodos, los Ostrogodos, los Lombardos, los Anglos, etc.) formaron reinos que eran muy inestables. Dijimos que no se podría hacer un mapa seguro de uno de estos reinos...
Sin embargo, uno de esos reinos, el de los Francos fue más estable, y se consolidó y se expandió hasta formar un imperio que pretendía revivir al antiguo imperio romano. Era el Imperio Carolingio que estudiamos hace unas clases.

Poco tiempo después de la muerte de Carlomagno su imperio terminó dividido en tres, como lo vemos en este mapa. Eran tiempos difíciles, y además... la antigua tradición germánica de la división del reino entre los herederos no había muerto del todo.



Fíjense bien: los que se dividieron el imperio fueron los nietos de Carlomagno, porque Carlomagno logró dejárselo entero a su hijo, que se llamaba Luis el Piadoso (o Ludovico Pio). Su carácter no era como el su padre, o sea Carlomagno, y a su muerte sus hijos se repartieron el territorio. El más débil de los tres, Lotario, se qudó con el título imperial. Los otros dos se quedaron con las partes que consideraban más interesantes del territorio del viejo imperio carolingio. 


Cuando esto pasó, Europa estaba nuevamente asolada por invasiones. De esto hablamos hoy en clase. 
Vean este mapa y traten de decodificar los colores:
Las flechas violetas son para los vikingos
las flechas verdes son para los sarracenos 
las flechas amarillas son para los húngaros (Ugri, se acuerdan?)


En clase comentamos que estas invasiones eran diferentes de las anteriores. Estos invasores solo querían riquezas, no les importaba instalarse en las tierras. Eran muy pero muy violentos, por lo que infundían un gran miedo en las poblaciones. 

En la próxima clase veremos de qué manera podían defenderse contra ellos. Ya adelantamos que un imperio unificado y centralizado, según el modelo del imperio romano, no era para nada la mejor solución.
¿Cuál habrá sido entonces?

Deberes:
imprimir este mapa y trazar la ruta de las invasiones de los siglos IX y X según está en el mapa de colores que está más arriba. Los colores de las flechas pueden ser los que ustedes quieran, porque de todas formas tienen que hacer un cuadrito con las referencias. No olviden empezar por colorear el agua en celeste para no confundirse con los continentes y los reinos que van de otros colores.   





 Los que me pidan el mapa por correo electrónico se los mando. Pueden descargarlo de este enlace: http://www.saberia.com/wp-content/themes/saberia/images/recursos/europa_mudo.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario