Google+ Followers

viernes, 4 de octubre de 2013

En 1º4 la clase la dio Carlos (4 de octubre)

Hoy hemos nos hemos dedicado a conocer los reinos romano-germánicos que se formaron en el antiguo territorio del Imperio Romano de Occidente a fines del siglo V. Dijimos que los reyes bárbaros simulaban acatar la autoridad del emperador de Constantinopla pero en realidad eran totalmente independientes. Es muy importante recordar que con la formación de todos estos reinos desapareció toda idea de un Estado unificado como tenían los romanos. Cada reino era independiente entre sí y tenía sus propias leyes y costumbres y por supuesto, guerreaban entre sí todo el tiempo en busca de más tierras. Por esa razón se nos hace muy difícil hacer un mapa de los reinos romano-germánicos: sus fronteras no estaban definidas y variaban todo el tiempo debido a las guerras.



Observen la belleza de estas cruces de oro y piedras preciosas  fabricadas por los visigodos.


¿Por qué los reyes bárbaros guerreaban para conseguir nuevas tierras? Primero que nada, lo hacían porque las necesitaban para la subsistencia ya que cuando saqueaban o agotaban los recursos de una zona debían buscar nuevas tierras en otra zona y para eso había que luchar con otros pueblos. Pero también debemos recordar que los reyes bárbaros concebían el poder como algo personal y la forma de obtener la fidelidad de sus guerreros era otorgarles tierras y eso solo se conseguía luchando. De esa forma se creaba un “vínculo de dependencia” entre el rey y sus guerreros con lo que se fue creando una “aristocracia guerrera”, es decir una nobleza. Las tierras eran trabajadas por colonos o esclavos. También los reyes podían quitar las tierras a algunos de sus guerreros si se sentían traicionados por ellos. Ser rey no era tarea fácil entre los bárbaros porque todo el tiempo había que estar luchando contra enemigos de otros reinos y con los enemigos internos dentro del propio reino que trataban para quitarle el poder. Por eso era tan importante otorgarle tierras a los guerreros, porque de esa forma el rey se aseguraba su fidelidad.


Tumba del rey ostrogodo Teodorico en la ciudad de Ravena. Observen que se trata de una construcción romanizada, provista de arcos y bóveda.

¿Qué ocurría cuando fallecía un rey bárbaro? Como el problema de la sucesión no estaba resuelto, su reino se dividía entre sus hijos. Inmediatamente se iniciaba una lucha entre todos ellos para quedarse con la mayor cantidad de territorio posible. Esas luchas podían llegar a ser muy sangrientas y en clase conocimos un documento antiguo que nos habla de esas luchas en las que valía todo a la hora de quedarse con el poder tras la muerte del rey Clotario de los francos merovingios. Pero también debemos imaginar luchas de ese tipo, o incluso peores, entre los visigodos, los ostrogodos, los sajones, los vándalos… 
Por último, casi al final de la clase, dijimos que gracias a los triunfos militares de un rey llamado Clodoveo, los francos se convirtieron en el reino germano más importante y eso tuvo consecuencias muy importantes que ya veremos en las próximas clases.


ACERCA DE LOS DEBERES

Hay dos deberes que debemos llevar el lunes a clases:
El primero se basa en el documento que vimos en clase y consta de dos partes: 1) hay que ubicar en el mapa de Europa al reino de los francos y ,dentro de él, a las regiones de Austrasia y Neustria. Recuerden que eso solo se puede hacer aproximadamente. 2) Hay que responder unas preguntas muy sencillas que se deducen de la lectura del texto.


Este mapa del reino de los francos nos sera de gran ayuda para el ejercicio Nº 1.


En el segundo deber hay que pintar un mapa con los diversos reinos que rodeaban al Mediterráneo en el siglo VIII. Hay que usar tres colores: uno para los reinos francos, otro para el Imperio Bizantino y otro para los reinos musulmanes de los que vamos a hablar el lunes. Es muy importante traerlo a clase el lunes porque vamos a seguir trabajando con él. 
Saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario