Google+ Followers

viernes, 16 de agosto de 2013

En 1º4 la clase la dio Carlos (16 de agosto)

Gurises, hoy hablamos de cómo, en tiempos del Alto Imperio, gracias a la paz y prosperidad que se vivía hubo una gran desarrollo urbano, al que llamamos “urbanización”. Recordamos como en sus orígenes Roma había sido una pequeña aldea, pero luego, con las conquistas se fue convirtiendo poco a poco en la capital de un gran imperio. Lo cierto es que a estas alturas Roma ya no tenía rivales y sirvió de modelo para las ciudades que los romanos fundaban  en las diversas provincias de su imperio. En nuestra ficha trabajamos con esta imagen de un modelo de una ciudad romana:



Como podemos ver, los romanos diseñaban sus ciudades con un trazado cuadriculado en “damero”, con calles empedradas y rodeadas de MURALLAS defensivas. Tenían alcantarillado y el agua era llevada a las fuentes públicas de la ciudad por los ACUEDUCTOS. En el centro de la ciudad estaba el FORO, una gran plaza rodeada de edificios públicos, templos y comercios. Allí se desarrollaban asambleas de ciudadanos y desfiles de militares victoriosos. Recordamos que el foro romano era muy similar al ágora de las polis griegas. Allí había ARCOS DE TRIUNFO que eran monumentos de homenaje a las glorias militares de los emperadores. En los TEMPLOS se realizaban sacrificios a diversas divinidades tales como Júpiter, Juno, Vesta., Jano o Minerva, entre otros.
Para el entretenimiento y diversión de los habitantes, las ciudades disponían de un TEATRO, donde se representaban comedias, que eran obras cómicas.  En el CIRCO,  se realizaban carreras de carros de caballos. En el ANFITEATRO se realizaban violentos combates de gladiadores y de animales. Las TERMAS eran el lugar favorito de esparcimiento de los ciudadanos. Allí se iba a tomar baños, hacer gimnasia y dialogar. La próxima semana los vamos a conocer mucho mejor.
Seguidamente, nos ocupamos de las casas particulares que había en las ciudades y vimos que las residencias de los romanos dependían de su riqueza. Los ciudadanos más ricos  vivían en viviendas unifamiliares llamadas DOMUS. Les invito a recorrerla:



Pasada la entrada o FAUCES, nos encontramos en el ATRIO,  una gran pieza con una extraña particularidad: en su techo tenía una abertura  llamada COMPLUVIO. Dicha abertura permitía la entrada del agua de la lluvia que se almacenaba en una pequeña piscina excavada en el piso, llamada IMPLUVIO. El atrio era la principal habitación de la casa y a sus lados se encontraban las ALAS, provistas de diversas habitaciones. Al fondo de la domus estaba el PERISTILO, que se componía de un bello jardín con una fuente y estaba rodeado de columnas formando galerías a las que daban varias habitaciones. Les muestro aquí el aspecto interior del atrio de una domus de un ciudadano muy rico:



También nos ocupamos de las viviendas modestas llamadas INSULAE que eran edificios de inquilinato de varios pisos donde vivían las familias más pobres. Carecían de baños y agua corriente y eran de mala calidad, lo que propiciaba incendios y derrumbes. En los barrios pobres el hacinamiento era intenso y las calles se volvían peligrosas por el auge de la delincuencia. La basura, las aguas servidas y los excrementos eran arrojados a la calle. Así lucían las insulae sobre las angostas calles de los suburbios de la ciudad:

Nuestra recorrida ha terminado. Les deseo que les vaya muy bien el lunes y no olviden que me pueden hacer consultas a mi correo: carlosgutierrez664@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario