Google+ Followers

miércoles, 14 de agosto de 2013

En 1º4 la clase la dio Carlos (14 de agosto)

Hoy continuamos conociendo al Imperio Romano. En la línea de tiempo de nuestra ficha ubicamos al “Alto Imperio” que es la manera como los historiadores denominan al período que se inicia hacia el año 31 a.C cuando Augusto se hace dueño del poder. El Alto Imperio se extendió hasta el año 192 d.C. Luego terminamos el esquema que habíamos iniciado la clase anterior. Allí comparamos las diferencias entre el gobierno de la República y el del Imperio. 
Vamos a recordarlo aquí:

                         REPÚBLICA                                                   IMPERIO
Gobernaban varios magistrados
Gobernaba uno solo
Duraban un año en sus cargos
Su cargo era vitalicio
Eran elegidos por las Asambleas
Era hereditario: adopción y asociación

Nos detuvimos en el problema de la sucesión imperial y vimos que este era un problema complejo porque en teoría, las magistraturas eran elegidas por las Asambleas. Sin embargo los emperadores resolvieron esta cuestión “adoptando” a familiares (tal como hizo Julio César con Octavio) y “asociándolos” a su cargo. De esta forma lograron crear verdaderas dinastías familiares que en muchos casos duraron varias generaciones.

Luego vimos como el emperador basaba su poder en la acumulación de varias magistraturas, como el se CÓNSUL,  que le daba el control sobre los ejércitos; la CENSOR, que le permitía realizar censos y ejercer un control sobre la moral y las buenas costumbres así como destituir magistrados; TRIBUNO, que lo hacía inviolable y le permitía ejercer el poder de “veto” a las layes y PONTÍFICE MÁXIMO, que lo convertía en el jefe de la religión imperial.
A esas magistraturas también se sumaban varios títulos honoríficos, tales como IMPERATOR, que era un título honroso que el pueblo le otorgaba a los generales victoriosos; AUGUSTO, es decir majestuoso y venerable y PRÍNCIPE,  es decir el primero en el Senado y entre todos los ciudadanos y el Estado romano. Incluso muchos emperadores tuvieron apodos honrosos tales como “El Grande”, “El Filósofo” o “El Padre de la Patria”, entre otros.
Nos detuvimos en tres conceptos muy importantes que caracterizan al Alto Imperio Romano y los escribimos en nuestra ficha. Ellos son:
·         PAZ: porque quedaron atrás las viejas luchas por el poder de los últimos tiempos de la República y se inició una larga etapa de prosperidad.
·         ROMANIZACIÓN: porque la cultura, la forma de vida, las costumbres y las leyes romanas se extendieron por todo el Imperio.
·         URBANIZACIÓN: porque se fundaron muchas ciudades a lo largo y ancho de todo el imperio y todas fueron prósperas. ¡Roma llegó a tener más de un millón de habitantes, una cifra impresionante para la antigüedad!
También vimos como el Imperio estaba dividido en provincias que eran de dos clases: las SENATORIALES, eran las provincias que hacía tiempo ya estaban pacificadas y quedaban bajo la administración y control del Senado. En cambio había otras provincias, generalmente en las fronteras del Imperio (llamadas “limes”) que aún no estaban del todo pacificadas o eran amenazadas por los pueblos vecinos. Esas provincias estaban bajo el control directo del Emperador y por eso se las llamaba IMPERIALES. Les dejo aquí el mapa en colores para que puedan pintarlas en su ficha:




Como algo anecdótico les cuento que Egipto, era una propiedad personal del emperador y no olviden que era uno de los territorios más ricos y próspero de todo el Imperio.
Cerramos nuestra clase con una oración que definía al Alto Imperio. Nos quedó más o menos así: “El Imperio Romano era una monarquía con fachada de República”. Es decir que era una monarquía en los hechos aunque mantenía las instituciones republicanas, eso sí, concentrados en una sola persona: el Emperador.


AVISO: Les recuerdo que me pueden escribir a mi correo carlosgutierrez664@gmail.com para todo lo que necesiten consultar. ¡Hasta el viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario