Google+ Followers

martes, 6 de mayo de 2014

Nuevos problemas en las antiguas polis (5-6 de mayo)

En las clases de ayer y de hoy estuvimos viendo cómo lo que parecía una buena solución al final resultó que no era tanto para algunas personas.

Recordamos que los que habían partido hacia tierras lejanas a fundar una nueva polis, continuaban muy vinculados con su ciudad madre, es decir, su metróplis. Recordaban que cuando ellos la abandonaron la situación allí estaba muy mal. Sin embargo, en los lugares en los que se instalaron la tierra era más abundante, y en muchos casos podían obtener cosechas muy buenas, que alcanzaban para ellos y para enviar una parte a la metrópolis.
Durante algún tiempo, esto fue muy bueno. En algunos casos parece que hubo reparto de cereales a los más necesitados, pero también ese cereal (como el trigo) que era tan abundante resultaba barato. Por eso vimos que para los más pobres en poco tiempo esto fue un problema.
Ellos no podían competir con ese precio tan bajo. A ellos les costaba mucho obtener su producción, así que al poco tiempo volvieron a estar amenazados por la pobreza, el hambre, el endeudamiento y la esclavitud por deudas... Para ellos la solución que habían adoptado se convirtió en problema al poco tiempo.

Para los más ricos, la situación era diferente. Es verdad que ellos no producían cereales tan baratos, pero también es cierto que por ser ricos podían pensar en otro tipo de soluciones. La mayoría fue abandonando el cultivo de trigo y comenzó a plantar vid (planta de donde se sacan las uvas) y olivos (que dan aceitunas con las que se hace aceite).
¿Por qué los pobres no podían hacer esto también? No tendrían que competir con el trigo más barato que venía de las otras polis....
Lo que sucede es que la vid demora 5 años en dar frutos y los olivos, todavía más, casi 10 años. Solo siendo rico podían esperar todo ese tiempo sin pasar hambre o endeudarse.

En la próxima clase veremos cómo estos cambios cambiaron muchas cosas en las polis. Estudiaremos en particular lo que sucedió en Atenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario