Google+ Followers

lunes, 8 de octubre de 2012

En 1º4 la clase la dio Bruno (24)


En la clase de hoy hablamos de una nueva figura: Carlomagno. Comenzamos repasando algunas cosas pendientes de la clase anterior, que habíamos presentados la figura del mayordomo de palacio. El MAYORDOMO comenzó siendo un administrativo más entre muchos en tiempo de los reyes merovingios. Sin embargo, poco a poco, se convirtieron en la figura más importante de la administración, ya que los reyes no se encargaban de sus tareas y éstas recaían en los mayordomos.
            Poco a poco, lo mayordomos fueron cumpliendo las funciones que le correspondían a los reyes, recaudar los impuestos, evitar invasiones, conquistar nuevos territorios. Pero en 751, el mayordomo PIPINO EL BREVE, se cansó de la situación y destronó al rey para hacerse cargo él del reino. A partir de este momento, ya no gobiernan más los reyes merovingios, y comienza una nueva de dinastía, llamada CAROLINGIA.
            Pipino se encargó de volver a unir el reino, que estaba en un caos. Cada región se gobernaba a sí misma y no respetaban al Rey, por lo tanto le llevó un tiempo a Pipino imponer su autoridad. Algo que tenemos que tener en cuenta es que Pipino fue ayudado por el Papa a deshacerse del último rey merovingio. Desde allí comienza una relación especial con la Iglesia y con la Sede en Roma.
            En el 768, Pipino murió, y como era costumbre, antes de morir dividió el reino entre sus dos hijos: Carlos y Carloman. Esta vez Pipino trató de no partir el reino a la mitad, como hizo Teodosio, sino de dar otra distribución para que los hermanos tuvieran que gobernar juntos, de esta forma, el reino seguiría unido. Sin embargo, Carlos y Carloman no se entendían para nada y luego de tres años de gobernar juntos Carlos mandó matar a su hermano para quedarse solo en el poder, en el 771. Aparentemente, los hijos de Carloman, reclamaron la parte que les correspondía del reino por la muerte de su padre, pero Carlos se encargó de desaparecerlos.
            De esta forma Carlos, pudo dedicarse a lo que más le importaba: conquistar nuevos territorios y expandir la fe cristiana. Era sumamente cristiano y quería conquistar a aquellos que no lo fueran.
            En la clase vimos el siguiente mapa que marca en un color rosado tenue para los territorios que Carlos heredó de su padre Pipino; un color rosado más oscuro para los territorios que él conquistó; y uno más fuerte todavía para zonas difíciles de conquistar, que poseen un nombre especial: MARCAS.




            Carlos, gracias a sus grandes conquistas, y al orden que impuso en su reino, se ganó el apelativo de CARLOMAGNO, que, al igual que Alejandro, quiere decir, Carlos el grande.
            Algo que es muy importante para quienes estudiamos Historia es que Carlomagno tenía un biógrafo, EGINARDO, es decir, alguien que se encargó de escribir su biografía, la historia de su vida. Pero hay algunos problemas que tenemos que tener en cuenta al leerlo: Eginardo era una persona muy cercana a Carlomagno, que lo admiraba profundamente, por lo tanto no cuenta toda la verdad, sino que trata de disimular las cosas malas, porque Carlomagno es su héroe.

            Vimos dos fragmentos de la obra de Eginardo, la primera sobre el aspecto físico de Carlomagno:

“Fue de cuerpo amplio y robusto, de estatura elevada, que con todo no pasaba de la justa medida (…), de cabeza terminada en forma redonda, de ojos muy grandes y vivaces, de nariz algo mayor que la media, de bellos cabellos blancos, de cara alegre y jovial, de todo lo cual adquiría, en su aspecto, tanto sentado como de pie, autoridad y dignidad. Aunque su cuello parecía grueso y corto y su vientre algo prominente, la equilibrada armonía de los demás miembros lo disimulaba. Su paso era resuelto, y viril toda la apariencia de su cuerpo; tenía la voz clara, pero esto no convenía en absoluto a su aspecto físico.”

            Parece que Eginardo no quiere decir algunas cosas de Carlomagno, como que era barrigón, grande, de nariz grande y de voz finita.

            No se sabe claramente donde está enterrado Carlomagno, porque fue enterrado en la Iglesia de AQUISGRÁN (la capital de su reino) y allí enterraron a muchos personajes importantes. Muchos años después, desenterraron un cuerpo y creyeron que era él, sin embargo no podemos estar seguros. Algunos científicos, creen que el cuerpo que está en Aquisgrán, en una tumba de oro y plata, sí son los restos de Carlomagno, porque coinciden con la descripción de Eginardo.
            Midieron su cuerpo y explican que debería medir más 1,90 metros, UNA ALTURA IMPRESIONANTE para su época, en que la mayoría no pasaba de 1.50. Los científicos creen que sus contemporáneos le apodaron CARLOMAGNO, no por su gran obra, sino POR SU ESTATURA.

            A continuación vimos otro fragmento de la obra de Eginardo, que marcó la vida de su Rey: LA CORONACIÓN DE EMPERADOR EN ROMA.


[Carlos] “Más que a los demás lugares sagrados y venerables distinguía con su devoción a la iglesia del bienaventurado apóstol Pedro, en Roma. Reunió grandes sumas de oro, plata y también piedras preciosas, que le donó; envió muchos e innumerables presentes a los pontífices, y en todo el tiempo que duró su reinado no consideró nada más importante que restaurar por medio de sus esfuerzos y acciones la antigua autoridad de la ciudad de Roma. (…) Pero aunque la tuviera en tanta consideración y estima, en el período de cuarenta y ocho años de su reinado, sólo la visitó en cuatro oportunidades con el fin de cumplir sus promesas y rezar.
No sólo fueron éstas las causas de su última visita, sino también el que los romanos obligaron al pontífice León, objeto de sus muchas violencias —le habían arrancado los ojos y cortado la lengua—, a implorar el socorro del rey. Así pues, se dirigió a Roma con el objeto de restablecer la situación de la Iglesia, en extremo perturbada, y allí permaneció todo el invierno. En esa época recibió el nombre de emperador y augusto.”


Carlomagno era muy cristiano, y enviaba ofrendas continuamente a la sede de la Iglasia, en Roma. Sin embargo se dieron algunas situaciones particulares que llevaron al PAPA LEÓN III A CORONARLO EMPERADOR.

La elección de este pontífice, el papa, no era vista con buenos ojos por muchos integrantes de la iglesia. Entonces lo raptaron y lo torturaron. En el texto dice que le quitaron los ojos y le cortaron la lengua!!! El papa debía buscar ayuda.

El imperio bizantino vivía una crisis en el poder, por lo tanto el papa no podía recurrir al emperador. La madre del emperador, IRENE, lo había destronado, y quería ocupar ella el cargo. Los lombardos, un pueblo que se ubicaba al norte de Italia, causaba muchos problemas a los estados de la Iglesia.

Carlos supo derrotar a los lombardos, y se trasladó inmediatamente a Roma a poner control con la situación del papa. Luego de esto, decidieron coronarlo emperador, al uso romano, y defensor del cristianismo.

En estos personajes, todavía parece viva la idea del imperio romano de Occidente, que hacía tiempo que había desaparecido. El título de emperador y augusto así lo indican. Carlomagno tenía muy claro esto, y también admiraba la antigua grandeza de Roma. Incluso va a tomar muchos elementos de la administración del imperio desaparecido, para aplicarlos a su propio imperio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario