Google+ Followers

lunes, 1 de octubre de 2012

En 1º4 la clase la dio Bruno (21)


En la clase de hoy trabajamos con el emperador Teodosio y lo primero que analizamos fue su preocupación religiosa. No es el primer emperador en interesarse por este asunto pero tomó una decisión sumamente importante a través de un edicto, el Edicto de Tesalónica (380). Este decreto establecía a la religión cristiana como la religión oficial de todo el Imperio. Unos cuantos años antes, Constantino había proclamado la tolerancia religiosa (Edicto de Milán, 313) a pesar de que se rumoreaba que era cristiano. Pero la decisión de Teodosio en Tesalónica fue mucho más allá y terminó definitivamente con los cultos paganos, que provenían de Grecia y de los etruscos.
A pesar de que los cristianos estaban instalados en el Imperio desde varios siglos antes, recién en el siglo IV adquieren gran importancia por su número. Estaban orgullosos de ser cristianos y lo decían abiertamente. El fervor era tan grande entre los cristianos, tantas veces perseguidos por otros emperadores, que apenas 11 años después del famoso Edicto, en el 391, destruyeron completamente la Biblioteca de Alejandría, todo un símbolo de la Antigüedad y de la cultura griega y romana.
Otra gran decisión tomó Teodosio antes de morir: basado en el concepto de DOMINE, que vimos con Constantino, este emperador se consideraba el AMO Y SEÑOR de todo el imperio, es decir, SU DUEÑO, y como si fuera su propiedad, dividió el Imperio entre sus dos hijos, Honorio emperador de Occidente y Arcadio, emperador de Oriente. A partir de este momento Oriente y Occidente no estuvieron nunca más bajo un mismo emperador.

Además de la división, en el mapa que trabajamos se pueden ver flechas que representan corrientes o movimientos de personas. SON LOS PUEBLOS BÁRBAROS  que desde hacía ya tiempo que burlaban la vigilancia imperial de las fronteras y traspasaban el limes. Reciben diversos nombres según su procedencia y, a pesar de provenir de lugares lejanos, desde la Crisis del siglo III están cerca del Imperio, esperando la oportunidad de entrar. El problema es que venían presionados por otras corrientes que venían detrás.
Estaban por todas partes: algunos ya vivían dentro del Imperio. Algunos emperadores como Graciano, se dieron cuenta de que no podían controlarlos y llegaron a algunos acuerdos, por ejemplo con los godos. El emperador los dejaba vivir dentro del Imperio, sin pagar impuestos, siempre y cuando rindieran servicio militar: esto quiere decir que ESTABAN DENTRO DEL EJÉRCITO.
Era posible entonces que cuando las tropas romanas tuvieran que enfrentar a ejércitos bárbaros en la frontera, muchos de los soldados romanos se cambiaran de bando, porque eran bárbaros. LOS BÀRBAROS DEFENDÌAN EL IMPERIO DE OTROS BÁRBAROS  En el 410, un jefe bárbaro, Alarico, invadió Italia. Cuando estaba por enfrentarse al ejército, se le unieron unos 40.000 esclavos. Finalmente pudo sitiar y saquear Roma, como lo habían hecho los galos en el período de la República (390 a.C.). La “ciudad eterna” fue saqueada luego de 800 años de los galos.
La situación en Occidente se hizo tan inestable que las propias familias romanas huían a vivir con los bárbaros porque ya no soportaban más sus condiciones de vida. La situación era caótica. Mientras tanto en Oriente, supieron solucionar mejor los problemas, y Imperio bizantino (así se denomina al Imperio Romano de Oriente por la ciudad de Bizancio, Constantinopla, hoy Estambul) logró sobrevivir hasta 1453.

No hay comentarios:

Publicar un comentario