Google+ Followers

lunes, 27 de agosto de 2012

En 1º4 la clase la dio Bruno (15) (27 de agosto)


En la clase de hoy hablamos de la organización del Imperio romano y los poderes del emperador.

Con respecto a la organización territorial vimos que se dividió el imperio en provincias senatoriales, bajo administración del senado, y provincias imperiales, bajo control del emperador. Cada una tenía su propia organización interna, tanto política como económica. Los impuestos se dividían en dos grandes cajas, el Erario (administrado por el Senado) y el Fisco (control directo del emperador).
            Aparte de las provincias, Roma tenía un carácter especial, y era administrada por prefecto de confianza del emperador, que podía sustituirlos cada vez que lo considerara necesario. Existían 4 prefectos importantes: el prefecto de ciudad (encargado de la seguridad interna de Roma), el prefecto de vigilias, que cumplía funciones de vigilancia nocturna e incendios; el prefecto de la anona, encargado del abastecimiento de la ciudad; y el prefecto de pretorio, jefe de los ejércitos pretorianos, dependientes del emperador. Éste último sustituía al emperador en caso de su ausencia.
           
            Intentamos responder a la siguiente pregunta: ¿Que poderes poseía el emperador a partir de Augusto? Algunos pensaron en que los poseía todos, lo que es cierto, aunque dijimos que Augusto decía no tener más poder que el de las magistraturas republicanas. La diferencia radica en que esas magistraturas, en le Imperio se concentran en una sola persona.

            Por un lado hablamos de los poderes militares: el emperador es el jefe de todos los ejércitos, no importa donde estos estén. Siempre es él el titula de las victorias del ejército, aunque no halla presenciado la batalla. Los romanos suponían que las victorias se alcanzaban por la intervención de los dioses en favor del emperador. Además de esto, es el encargado de todas las funciones administrativas del ejército: paga, licencia, asciende, concede condecoraciones. Todo se hacía según la voluntad del emperador. Para reafirmar esto, es el único que viste el MANTO PÚRPURA. Este solo podía llevarlo una persona inspirada por los dioses, por lo tanto se encontraba en una posición de superioridad frente a los demás hombres.
            Con respecto a los poderes civiles profundizamos en dos de los más importantes. Al igual que Julio César, Augusto y sus seguidores, adoptaron las funciones de los tribunos de la plebe. No quiere decir que no existieran más tribunos, ni que el emperador fuera un tribuno más. Sino que se lo reviste de sus poderes: es INVIOLABLE y tiene la capacidad de VETO, que en timepo de los Graco había paralizado la vida política de Roma. Por otro lado es el encargado de la CENSURA, es decir, que cumple las funciones del censor: este poder le permitía confeccionar la lisa de los ciudadanos, numerándolos por su importancia. De esta lista surgían los senadores, es decir que el emperador elegía quienes integraban el senado... A la cabeza de esta lista se encontraba el propio emperador, coomo el “PRÍNCEPS”, EL PRIMERO DE LOS CIUDADANOS. Estos poderes se renovaban automáticamente cada año, por lo tanto eran poderes perpetuos.
            Una característica que hacía al emperador aun más poderoso era su poder económico. Era el PROPIETARIO DE EGIPTO. Todo lo que producía Egipto, estaba a su disposición. El FISCO, donde se recaudaban los impuestos, se confundía con sus bienes particulares. Sumemos a esto que los emperadores proviene, generalmente, no siempre, de familias poderosas.
            Por último, el poder más difícil de definir: el poder místico y religioso. Como vimos con la imagen y el texto, el emperador es como un padre, es el que da a su pueblo todo lo que este necesita. Es el PROTECTOR de todos. Además es considerado “divus”, es decir divino. Esto no quiere decir que sea un dios, pero es el intermediario entre el Estado y los dioses. Preside los colegios sacerdotales, se lo representa como a los dioses, lleva a cabo las ceremonias de culto. Es quien tiene concentrado el mayor poder religioso.



            Como vimos en la figura, se lo representa descalzo, cosa que sólo se hacía con los dioses. De su ropa hay un niño prendido, un Cupido, lo que significa que Augusto procede de la diosa Venus. Hay que hacer una distinción entre dos conceptos romanos: “Potestas” es el poder legal, otorgado para desempeñar determinadas funciones administrativas. El emperador posee la “potestas” de cada una de las magistraturas en una sola persona. Además posee la “AUTORICTAS”, UN PODER DE CARÁCTER MORAL CON MATICES RELIGIOSOS.
            En la próxima clase vamos a trabajar con la ciudad de Roma. Para eso es necesario que miren el siguiente video y escriban una pequeña descripción sobre el mismo.

http://www.youtube.com/watch?v=pHinQD3GAIo

No hay comentarios:

Publicar un comentario