Google+ Followers

miércoles, 15 de octubre de 2014

Teodosio indroduce cambios radicales en el Imperio Romano (15 de octubre)

Hoy estuvimos hablando del emperador Teodosio, que vivió a fines del siglo IV.
Él introdujo dos cambios importantísimos en el imperio romano.

Lo primero que vimos fue que convirtió al cristianismo en la religión oficial del imperio romano. Recordamos que durante los siglos I, II y III el cristianismo fue perseguido en mayor o menor medida por casi todos los emperadores. Luego, Constantino en el año 313 lo había permitido, y finalmente Teodosio lo convirtió en la religión oficial del imperio, lo que quería decir que no se podía profesar otra religión. Ese era un cambio importantísimo.

Después hablamos de otra novedad importantísima: a su muerte dividió el imperio entre sus dos hijos, en dos imperios independientes. Desde la época de Diocleciano que había propuesto la Tetrarquía, el imperio romano conservaba de una manera o de otra figuras asociadas a la del emperador principal que a veces eran más poderosas y otras no tanto. El propio Teodosio gobernó un tiempo compartiendo el poder con otros 'emperadores', pero al final era el único que mandaba.
Como tenía clarísimo que ese imperio era muy difícil de gobernar, decidió que a su muerte se dividiría definitivamente en dos partes: la parte occidental quedaría para su hijo Honorio, y la oriental para Arcadio, su otro hijo.
Como vimos, esta decisión no podía relacionarse con la tradición romana de gobierno. Se parecía, y eso lo veremos en pocos días, más bien a la tradición de los pueblos bárbaros que se estaban introduciendo desde hacía siglos en el territorio del imperio romano.

Vean este mapa






También anotamos en el cuaderno que el imperio de occidente duró menos de un siglo, hasta el año 476, en que Rómulo Augusto, que solo tenía 10 años fue destronado por un jefe bárbaro llamado Odoacro. 
Por su parte, el imperio de oriente, que terminó llamándose Impero Bizantino y tenía su capital en Bizancio, que antes había sido Constantinopla (y ahora es Estambul, capital de Turquía), duró más de 1000 años, hasta el año 1453 en que fue tomado por los turcos otomanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario