Google+ Followers

viernes, 9 de septiembre de 2011

La tetrarquía, una solución a los problemas de la crisis del siglo III (9 de setiembre)

Hoy estuvimos hablando de cómo los problemas planteados por la crisis del siglo III se fueron superando lentamente.
Primero trabajamos con este cuadrito, que fuimos llenando de a poco. Aquí ya aparece completo.


La crisis del siglo III planteó muchos problemas…
…que los emperadores del Bajo Imperio trataron de resolver
Sucesión imperial
No estaba claro quién sucedería al emperador ni quien lo nombraba. Cualquier soldado podía ser emperador
Diocleciano estableció un mecanismo para que se pudiera saber quién sería el próximo emperador
Control de las fronteras
Era muy débil. Los bárbaros las atravesaban fácilmente todo el tiempo
Al dividir el imperio en 4 partes, y colocar las capitales cerca de las fronteras, el control mejoró mucho
Autoridad en todo el Imperio
No había una autoridad que pudiera gobernar en todo el imperio (estaba regionalizada)
Al haber 2 Augustos y 2 Césares que se repartían el territorio del imperio el gobierno era más eficiente
Producción de alimentos
Había decaído mucho. Había escasez de alimentos y carestía.
Mejoró gracias a la pacificación y a las medidas para asegurar la producción de la tierra
Finanzas imperiales
El Estado estaba en bancarrota… no le alcanzaba lo que cobraba por impuestos, devaluó la moneda…
Mejoraron como consecuencia de la mejora de la producción y del control estatal


También trabajamos con este mapa, que pegamos en el cuaderno.
Muestra las distintas regiones en las que se dividía el imperio romano en el época de Diocleciano, quiénes eran los Augustos y los Césares y cuáles eran sus capitales.



























En la próxima clase continuaremos llenando el cuadro y veremos más aspectos de la vida durante el Bajo Imperio Romano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario