Google+ Followers

lunes, 6 de junio de 2011

Clase del 6 de junio

En la clase de hoy hablamos de Esparta. Ya habíamos anunciado que estudiaríamos cómo los espartanos encontraron una tercera solución a los problemas que se les plantearon a las polis griegas poco después de organizarse. Vimos la colonización, es decir fundar polis en lugares lejanos con parte de la población de la polis, y también vimos a los atenienses, que cambiaron todo en su polis, y al final, lograron que todos participaran en el gobierno y hubiera más oportunidades de trabajo y de riqueza. Hoy, vimos cómo los espartanos optaron por conquistar la tierra de sus vecinos, los mesenios, para resolver sus problemas.



Lo primero que hicimos en la clase fue marcar algunas originalidades de Esparta, que era como las demás polis en la mayoría de las cosas, pero en otras, era diferente. Por ejemplo, en Esparta la tierra del valle, era del Estado, no de las familias nobles a las que se entregaba en usufructo. ¡Qué palabra difícil! (Dijimos que eso quería decir poder usar los frutos de la tierra, como las cosechas, los animales que criaban, los frutos de los árboles, los peces de los ríos y arrollitos, etc.). Antes no lo habíamos mencionado, pero agregamos el detalle que en Egipto era igual, toda la tierra pertenecía al faraón, que era un dios.

Así se ven hoy en día las ruinas de Esparta. A lo lejos hay una ciudad moderna. 

Cuando hablamos de los grupos sociales, hablamos de los nobles que en Esparta se llamaban Espartanos (y también homoioi, que quiere decir Iguales), luego hablamos de los periecos, que como en todos lados, eran los campesinos más pobres, que habitaban en las laderas de las montañas y tenían las peores tierras, y finalmente hablamos de los ilotas. Explicamos que los ilotas no eran esclavos, pero igual que los esclavos, ellos tampoco eran libres. En realidad, formaban parte de la tierra que el Estado le daba a cada familia espartana, no se podían comprar ni vender, y los hijos de ilotas, nacían ilotas.

Luego explicamos la forma de gobierno de Esparta, que también tenía sus originalidades. El lugar de los reyes lo ocupaban 5 éforos, que eran los que en realidad dominaban la vida política espartana. Como en las demás polis, había un consejo, que se llamaba gerusía, y estaba integrado por 28 gerontes, más los dos reyes. Nunca habíamos visto una polis con dos reyes! (Tomamos conciencia que ger, en gerusía y en gerontes, quería decir anciano, como usamos hoy en día geriatra, geriátrico, etc. para referirnos a los ancianos). Finalmente, había una asamblea, que se llamaba Apella. Se votaba por aclamación, y los éforos decidían quién había ganado la votación.

Al terminar la clase, vimos en el mapa la región de Laconia, donde estaba Esparta, y la de sus vecinos, los mesenios, que luego de una guerra contra los espartanos perdieron, y debieron entregar sus tierras y convertirse en ilotas de los espartanos. En las guerras entre polis que eran frecuentes, nunca se entregaba la tierra de la polis, se entregaban rescates, esclavos, y otras cosas, pero no la tierra. Esto era una novedad en el mundo griego.

De esa manera, los espartanos solucionaron el problema de la falta de tierras, pero crearon otro, que era el de vigilar que los mesenios no se rebelaran contra ellos.
La clase que viene vamos a ver todo lo que tuvo que hacer Esparta para controlar la región de Mesenia y alejarse del peligro de una crisis por falta de tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario