Google+ Followers

miércoles, 30 de abril de 2014

Es 1º2 la clase la dio Luis (30 de abril) (5)

EL MEDITERRÁNEO, UN MAR GRIEGO 


En la clase de hoy continuamos hablando de lo que los historiadores llaman época de la "colonización" griega, es decir de la época en que muchas polis decidieron que algunos de sus integrantes partirían hacia tierras lejanas a fundar una nueva polis... como si fuera su hija... 

Estuvimos hablando, en la clase anterior, sobre las condiciones en que navegaban los antiguos griegos. Dijimos que sus barcos no tenían camarotes, comedor, ni siquiera baño, sino que estaban todos en un mismo lugar, allí comían, dormían, hacían sus necesidades… Era como viajar en una canoa grande donde estaban: un navegante encargado de marcar el ritmo a los remeros con el tambor y los remeros, pero también estaban las demás personas que iban en la expedición. No contaban con GPS ni brújula. Se orientaban por las estrellas en la noche… Ya al final Ezequiel preguntó si usaban mapas, y Juan Manuel preguntó ¿cómo volvían? ¿No se perdían? Nos dimos cuenta que debió ser muy difícil la vida de esos navegantes.




Retomando esa pregunta de Ezequiel, hablamos de cómo se orientaban los navegantes. Hablamos de cómo se podían orientar los navegantes viendo el Sol: siempre sale por el Este (oriente) –de ahí surge el término “orientar”, de oriente-, y se oculta por el Oeste (occidente); si nos colocamos con el Este a la derecha, y el Oeste a la izquierda, el Norte quedará frente a nosotros y el Sur a nuestras espaldas. Esa forma de orientarnos nos es útil hasta el día de hoy! Usaban cartas de navegación, que servían como nuestros mapas, pero que eran bastante imprecisos… Y allí respondimos también la pregunta de Juan Manuel: muchas expediciones se habrán perdido, otras habrán llegado al destino que les dijo el Oráculo de Delfos, otros habrán naufragado.
También estuvimos trabajando con el mapa. Primero ubicamos los mares: el Mar Mediterráneo; hacia el Este de la península Balcánica el Mar Egeo y el Mar Negro; hacia el Oeste, los mares Jónico, Adriático, y pasando la península Itálica al Oeste, el Mar Tirreno.





Estuvimos hablando también de las metrópolis y las polis. Desde Eubea, de las metrópolis Calcis y Eretria partió la primera colonia en ser fundada: Pitecusa, una pequeña isla. Y dijimos también que los griegos se establecieron en el sur de la península itálica, donde fundaron colonias como Cumas, Nápoles, Metaponte, Sibaris, Crotona y Tarento. También en la isla de Sicilia surgen colonia como Naxos, Catania, Siracusa, Mesenia, Agrigento. Las metrópolis principales en esta zona son Calcis y Corinto. Fueron más de cuarenta polis griegas que se fundaron entre el sur de la península Itálica y Sicilia, por lo que recibió el nombre  “Magna Grecia” (la Gran Grecia).
También se establecieron colonias en las costas de Galia (Francia) e Iberia (España): Masilia, que actualmente conocemos por Marsella, Nikaia (Niza), Monekis (Mónaco).
En el Norte de África encontramos colonias como Cirene, y el Naucratis que fue una colonia comercial que se estableció en el delta del Nilo.
En el Ponto Euxino (actualmente el Mar Negro): Bizancio (Estambul), Phasis, Olbia, Odessos y Tiras.
Las distintas regiones ofrecían una gran variedad de productos que los griegos necesitaban para abastecer a todas esas metrópolis y polis.
Vean este mapa:



En las colonias se hablaban la misma lengua de la metrópolis y los pobladores mantuvieron las costumbres, la forma de vida, la organización  y las leyes de las polis madres, así como las creencias religiosas. Así la cultura griega se difundió por todo el Mar mediterráneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario