Google+ Followers

jueves, 9 de mayo de 2013

En 1º4 la clase la dio Carlos (8-10 de mayo)



Hoy empezamos a conocer a Esparta, una polis griega que frente al problema del aumento natural de la población y la falta de tierras para sustentarla, optó por una tercera solución ,diferente a las que vimos hasta ahora.  Esa solución consistió en aumentar el territorio de la polis  conquistando territorios vecinos.

Trabajamos con el mapa y ubicamos allí a Esparta, en la península del Peloponeso, ubicada en el sur de Grecia y cuya forma nos llamó la atención porque se parece a una mano abierta o a una hoja de parra. Dentro del Peloponeso, existe una región montañosa llamada Laconia y allí sobre el río Eurotas, existe un valle rodeado de dos cadenas de montañas, el Taigeto y el Parnon. Hasta allí llegaron pueblos indoeuropeos que invadieron toda Grecia, y los historiadores creen que uno de esos pueblos, los dorios, fueron los fundadores Esparta. Pudimos ver en el mapa lo pequeño de ese valle y entonces pudimos entender porque los espartanos se vieron en la necesidad de aumentar su territorio. He aquí el mapa:



Las zonas elegidas para conquistar nuevas tierras fueron, en primer lugar la propia Laconia y luego la vecina región de Mesenia,  ubicada el este del Peloponeso. Vimos que Mesenia poseía tierras muy fértiles donde se podían cultivar cereales y por lo tanto eran tierras capaces de alimentar a una gran cantidad de población. Los antiguos habitantes de Laconia y Mesenia fueron sometidos mediante la fuerza por los espartanos y en muchos casos fueron reducidos a un estado de servidumbre.  Por esa razón era necesario tenerlos siempre controlados: para evitar que se rebelaran. La sociedad estaba organizada en tres sectores bien diferenciados para garantizar así la supervivencia del estado espartano manteniendo el control sobre los pueblos y territorios conquistados y manteniendo los privilegios del grupo gobernante:
  • Los espartanos, eran los descendientes de los antiguos conquistadores y eran los únicos ciudadanos. Ejercían el gobierno y formaban el ejército. La polis les había otorgado parcelas de las mejores tierras habitadas por siervos que las trabajaban para ellos. Es muy importante recordar que esas tierras no pertenecían a sus propietarios, como sucedía en otras polis, sino que eran propiedad del Estado espartano que las otorgaba en usufructo a los ciudadanos. Es decir que podían usarlas en su provecho, pero debían conservarlas y estaba prohibido venderlas, dividirlas o donarlas.
  • Los periecos, eran quizás los descendientes de los pueblos conquistados que habían ofrecido una menor resistencia a los invasores. Tenían una relativa autonomía, podían poseer parcelas de las tierras menos fértiles de las montañas y en caso de necesidad, debían servir en el ejército. Muchos eran artesanos o comerciantes. Estaban obligados a pagar tributos a los espartanos y no participaban en el gobierno pues no eran ciudadanos.
  • Los ilotas, acaso eran los descendientes de los pueblos que habían ofrecido una resistencia mayor y por eso se les sometió a condiciones más severas y se les convirtió en siervos. Los ilotas no eran libres, sin embargo no eran esclavos pues no podían ser comprados o vendidos pues, al igual que las tierras, pertenecían a la polis y no a propietarios particulares. Los ilotas debían trabajar las tierras donde vivían y entregaban una gran parte de sus cosechas a los espartanos. Eran el mayor grupo de población y por lo tanto debían ser constantemente vigilados, para evitar que se rebelaran.


Luego vimos los órganos del gobierno de Esparta: los éforos, la Gerusía y la Apella. Es muy importante recordar que solo los espartanos podían participar de ellos y jamás los periecos e ilotas. Los espartanos creían que un antiguo legislador, llamado Licurgo, les había enseñado como gobernarse a través de esos órganos de gobierno. Sin embargo, los historiadores, en la actualidad consideran que eso no pueden haber sido obra de un solo creador, sino que esos órganos se fueron consolidando a través de muchas generaciones. Veámoslos uno por uno:  
  • Los éforos, eran cinco magistrados que controlaban todos los demás órganos del gobierno espartano. Tenían pues, un enorme poder. Sin embargo, solo duraban un año en su cargo.
  • La Gerusía, era el Consejo de Ancianos y estaba compuesta por 28 ciudadanos, los gerontes, mayores de sesenta años. Estaba presidida por los dos reyes, con lo que llegaba a 30 integrantes. Dirigían la actividad política y elaboraba las leyes que debían ser presentados a la Asamblea.
  • La Apella, era la Asamblea de los ciudadanos mayores de 30 años. Se la convocaba para aprobar o desaprobar, sin discusión, los proyectos de ley que elaboraba la Gerusía y para elegir por aclamación a los magistrados, salvo los reyes que eran hereditarios. En realidad su poder era muy escaso y estaba manipulada por los éforos y por la Gerusía.

Como podemos ver, el gobierno de Esparta estaba organizado en beneficio de una minoría privilegiada y por eso dijimos que se trataba de una oligarquía, (gobierno de pocos). En eso se diferenciaba de Atenas. En la próxima clase vamos a repasar todos estos conceptos y a avanzar sobre ellos.
Les dejo aquí las fichas que trabajamos en clase el viernes 10,  para facilitarles el repaso. No olviden pegarlas en sus cuadernos y, si lo desean, las pueden colorear.


Los grupos sociales en Esparta



El gobierno espartano


Gurises, por último quisiera agradecerles por la forma como participaron en esta clase donde recibimos la visita de una profesora del Instituto de Profesores Artigas, que es el lugar donde yo estudio con la esperanza de llegar a ser profesor de Historia algún día. Para mí fue un día muy importante. Gracias de nuevo y que tengan un buen fin de semana.


NO SE OLVIDEN: Les recuerdo que por cualquier consulta sobre lo que vimos en clase, sobre las fichas o los deberes, me pueden escribir a mi correo: carlosgutierrez664@gmail.com  







No hay comentarios:

Publicar un comentario