Google+ Followers

lunes, 14 de noviembre de 2011

Europa medieval: una cristiandad

En la clase de hoy estuvimos hablando de la Cristiandad. Era la manera en que todos los europeos de la época medieval, la que estamos estudiando ahora, se reconocían como una unidad.
Esto era un fuerte contraste con la división que estudiamos en clases anteriores, donde no había ninguna autoridad central efectiva. En los feudos, los señores tenían SEÑORÍO y por lo tanto mandaban completamente. La relaciones de dependencia personal, o sea el vasallaje y la servidumbre organizaban todas las formas de vida social y política en esa época.
Sin embargo, lo que los unía a todos era la religión cristiana. Todos reconocían la autoridad religiosa del Papa y consideraban que, siendo cristianos, eran una unidad más allá de las divisiones políticas.

Eso hizo que la iglesia fuera muy importante en esa época. Ya vimos los Papas y los obispos coronaban a los reyes, también sabemos que todos los actos importantes se desarrollaban en la Iglesia, los cementerios estaban siempre detrás de una iglesia, y todos los actos civiles importantes como el matrimonio, el nacimiento, o la muerte, estaban siembre vinculados a una acción religiosa (y a un registro escrito, que ayuda mucho a los historiadores para conocer el pasado).

Fue después del siglo X, cuando finalizaron las invasiones que la Iglesia 'ordenó' la sociedad de aquella época.
La palabra ORDEN ya la usaban los romanos para nombrar grupos sociales con determinados privilegios jurídicos (derechos, pero también obligaciones). En principio se fueron estableciendo algunas órdenes religiosas, como por ejemplo los franciscanos, o los dominicos (que vamos a ver mejor en la próxima clase).
Luego, consideraron que la sociedad debía también tener sus 'ordenes' y se establecieron tres órdenes.


  1. los oratores, o sea los que oran, los sacerdotes, que eran el primer orden, y tenían la función de velar por el alma de los fieles,
  2. los bellatores, o sea los guerreros, que eran los nobles, y tenían la función de defender a la cristiandad. 
  3. los laboratores, o sea los que trabajan, que eran los campesinos, y tenían la función de alimentar a la cristiandad. 

De esta forma, consideraban que Dios había creado una sociedad en armonía, en la que cada uno hacía algo por los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario