Google+ Followers

miércoles, 6 de agosto de 2014

El proyecto de Alejandro Magno (6 de agosto)

Hoy estuvimos hablando del proyecto de Alejandro Magno, que no era solo conquistar al imperio de los persas. Contamos que era un proyecto que era nuevo, diferente, que no coincidía con las tradiciones de las polis griegas.
Para eso explicamos una palabra que ahora no quiere decir lo mismo que antes. Los griegos le llamaban BÁRBAROS a todos los que no eran griegos, y eso no era solo porque los consideraran diferentes, sino además inferiores a ellos. Decir que los persas eran bárbaros era algo despectivo, insultante, descalificador.

Sin embargo, Alejandro no pensaba así. Admiraba a los persas, como admiraba a los griegos, así que ideó un proyecto que fusionara ambas tradiciones, ambas culturas, tomando algunos elementos de los griegos y algunos de los persas.

En el cuaderno tienen un esquema que copiaron del pizarrón que muestra qué aportó cada una de las culturas al proyecto de Alejandro Magno en la construcción de un imperio que él imaginaba tan grande como el mundo conocido en su época.

De los griegos, tomó la vida en ciudades. En cada lugar conquistado se fundaron muchas ciudades, muy parecidas a las polis griegas (pero no eran polis, como ciudades-estado, eran solo ciudades en un gran imperio) Muchas de estas ciudades se llamaban ALEJANDRÍA, en honor de Alejandro. Otras tomaban el nombre de alguno de sus generales, como Seléucida, que era en honor de Seleuco.
Miren este mapa y vean cuántas ciudades se llaman Alejandría... y no están todas...


  También Alejandro hizo crear una versión sencilla del idioma griego y la impuso en todo el imperio, para que se pudieran entender sus órdenes y para que los habitantes pudieran sentirse parte del mismo. Ese idioma se llamaba KOINÉ.
Este es un fragmento de pergamino antiguo escrito en Koiné
Utiliza las mismas letras que los griegos, pero el idioma es más sencillo que el griego clásico

A esto se agregaba una moneda que tenía valor en todo el imperio, como para destacar la unificación, pero también para facilitar las transacciones comerciales entre una región y otra del imperio.
Esta moneda es de oro y se conserva desde aquella época.
Se puede ver en un lado la representación del perfil de Alejandro
y en el otro a la diosa Atenea.
Las letras que están en la moneda dicen la palabra ALEJANDRO
De los persas (pero también de los macedonios y de los egipcios) tomó la forma de gobierno. Alejandro era un rey, vitalicio, hereditario... Ya no había ciudadanos... en su imperio todos eran sus súbditos.
En las ceremonias Alejandro usaba una diadema de oro, y además los que se presentaban ante él debían hacer una reverencia (bajar la cabeza y doblar un poco las rodillas) que se llama PROSKINESIS. A los griegos les costó muchísimo aceptar esto porque nunca lo habían hecho con ningún rey y lo consideraban típico de los bárbaros...

Alejandro también respetó la organización del imperio, la división en satrapías, así como muchos procedimientos administrativos para recaudar impuestos, etc.

En clase no tuvimos tiempo de hablar de un evento extraordinario que sucedió en la ciudad de Susa (véanla en el mapa que está más arriba). Un año antes de morir organizó una gran ceremonia en la cual muchos de sus generales, tal vez unos cien, se casaron con mujeres persas. Era otra manera de consolidar la fusión entre los griegos y los persas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario