Google+ Followers

viernes, 14 de junio de 2013

En 1º4 la clase la dio Carlos (14 de junio)

El viernes vimos como Filipo de Macedonia en su juventud estuvo prisionero en la polis de Tebas. Allí conoció y se interesó por la forma de vida, el pensamiento, el teatro y la literatura de los griegos. Pero también observó muy atentamente como los tebanos habían organizado su ejército aumentando su poder ofensivo. Gracias a eso, los tebanos lograron ganar varias batallas contra otras polis griegas, incluso la falange tebana había logrado vencer a la temible falange espartana.

Hasta ese momento, los macedonios eran un pueblo de valientes guerreros pero no estaban organizados ni eran disciplinados. Filipo, que era un hombre muy inteligente, comprendió que si lograba organizar y disciplinar a los macedónicos tal como hicieron los tebanos con su ejército, tendría un arma formidable. Cuando Filipo fue liberado,  llegó a ser rey de Macedonia y creó la falange macedónica que le  permitió realizar grandes conquistas sobre todo el mundo griego. Aquí vemos la formación de la falange macedónica:


Filipo aumentó el poder de la falange dándole más profundidad (16 filas de 256 soldados), y equipó a sus soldados con escudos, espadas y unas lanzas muy largas, llamadas “sarisas” que llegaban a medir hasta 6 metros. La falange era una verdadera fortaleza humana erizada de puntas de lanzas, que destruía  todo lo que encontraban a su paso sobre una llanura. También organizó una fuerte caballería con hábiles jinetes.

Pero Filipo, no solo fue un rey guerrero, también usó la diplomacia para lograr sus objetivos. La diplomacia es una forma pacífica de solucionar los conflictos entre los países, mediante la negociación. En eso Filipo fue muy hábil y así logró intervenir en los asuntos de Grecia, consiguió aliados y fue dominando una a una a las polis griegas. En la foto siguiente, vemos una estatua moderna que representa a Filipo y está ubicada en la región de Tesalia, vecina de Macedonia:



En 23 años de reinado, Filipo logró convertir a Macedonia en una potencia militar, conquistó el mundo griego y planeó atacar al Imperio Persa al que veía como  una presa fácil. Pero no pudo continuar sus proyectos porque fue asesinado en el año 336 a.C. y fue sucedido por su hijo Alejandro quien continuó la obra de su padre y  llevó al mundo helénico hacia el corazón del Asia. Eso es lo que veremos en la próxima clase, donde vamos a conocer a Alejandro y sus conquistas. 
Que tengan un buen fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario