Google+ Followers

miércoles, 5 de septiembre de 2012

La crisis del siglo III (1) (5 de setiembre)

Hoy comenzamos a ver lo que pasó en el Imperio Romano en el siglo III. Al final de la clase nos dimos cuenta de por qué los historiadores hablan de una época de CRISIS.

Primero hablamos del LIMES. Contamos que durante los siglos I y II los romanos fueron construyendo muros, cercos y otras formas de separar su territorio del de los BÁRBAROS. (Recordamos que los romanos le llamaban bárbaros a todos los que no eran romanos). Nos dimos cuenta rápido que la palabra LIMITE, de un país por ejemplo, proviene de LIMES...
Los límites del imperio estaban protegidos a veces por límites naturales y a veces por formaciones artificiales, como el limes a lo largo de casi toda su línea fronteriza.



Ahora vean algunas fotografías de restos de limes que han llegado hasta nuestros días:



































Esta es una reconstrucción moderna, hecha según lo que cuentan documentos de la época





Luego estuvimos hablando de que la presencia de los bárbaros en las fronteras del Imperio, en Europa y en Asia causaron muchos problemas a los emperadores. Después de dos siglos de paz (la Pax Romana de los siglos I y II) ni el ejército ni el presupuesto imperial estaban preparados para enfrentar guerras de importancia, y menos de larga duración.
Entonces, podemos decir que el hecho de que los bárbaros pasaran la frontera marcada por el limes, fue una gran sorpresa, porque les mostró además, que eran vulnerables (o sea frágiles) frente al poder de los bárbaros, a quienes despreciaban. Pero además, fue un problema militar (volver a poner el ejército en forma para pelear) y un problema financiero, porque ya no había dinero destinado a solventar guerras, como en los años de la formación del Imperio.
Como si fuera poco, y esto también lo comentamos, la producción agrícola descendió muchísimo en ese tiempo... Algunos contemporáneos lo veían como un castigo divino, y eso lo encontramos en algunos registros escritos que han llegado hasta nosotros. Actualmente más bien se piensa que hubo una mini-glaciación, mucho frío, inviernos más largos, problemas con el deshielo, veranos cortos y secos... todo lo menos propicio para la agricultura que se pueda pensar.




ATENCIÓN:
PARA EL VIERNES VOY A TOMAR ORALES SOBRE LO QUE DICE EL TEXTO EN COLOR AZUL, AQUÍ ABAJO. LEER CON CUIDADO Y ESTAR PREPARADO PARA PARTICIPAR EN CLASE. 



Para los emperadores de esa época la situación era complicada por varios lados. Primero, tenían que hacerse cargo de la defensa de las fronteras para lo cual debían trasladar las tropas hasta allí, tropas que habían debido formar (armar y entrenar) rápidamente. Esto costaba mucho dinero, dinero que no tenían dispuesto en sus presupuestos. 
Por otra parte, hay que tener en cuenta que los emperadores recibían el dinero que cobraban de los impuestos a distintas actividades económicas, como la agricultura y el comercio. Un productor produce una cierta cantidad de trigo, por ejemplo, y debe pagarle al Estado una proporción de esa producción. Lo mismo, un comerciante importa una cierta cantidad de ánforas, y debe pagar al Estado en proporción de lo que ha traído para vender. En clase mostraremos más ejemplos, y ustedes aportarán ejemplos de impuestos que pagamos actualmente. 
Lo peor, y eso lo han visto claramente los historiadores, es que al descender la producción agrícola, lógicamente descendieron los impuestos que podía recaudar (o sea cobrar) el emperador... justo en el momento en que tenía mayores gastos para poder enfrentar a los bárbaros en las fronteras. También tenemos que tener en cuenta que muchas veces la producción descendía por las propias guerras contra los bárbaros, porque arrasaban la cosecha, porque la tomaban de los graneros de los campesinos... impidiendo así que éstos pudieran pagar los impuestos al emperador. 
La solución a este problema: en primer lugar, pues cobrar impuestos más altos o inventar más impuestos, crear impuestos nuevos...  En la clase haremos ejemplos para ver cómo el emperador imaginaba que esto sería una solución a su problema de falta de dinero para cubrir gastos nuevos e imprevistos. 
También, con el tiempo, se le ocurrió otra solución. Le llamamos devaluar la moneda, o sea que la moneda (que no era papel moneda, sino moneda de metal con valor en sí misma) tuviera menos proporción de oro o de plata... Con el mismo metal noble, agregando cobre, por ejemplo, o plomo, hacían más monedas...  En la clase vamos a ver con ejemplos cómo funcionaba esto, y también vamos a ver que causó muchísimos problemas a todo el mundo. 
Vayan teniendo en cuenta: más impuestos y moneda de menor valor... imaginen que vivían en esa época y tenían que ir a comprar la comida o la ropa... 
Una última cosa para agregar: los productores agrarios imaginaron, y eso es muy común hasta el día de hoy, que como sus productos eran menos, es decir eran más escasos, podrían venderlos a mayor precio para desquitar que eran menos, y para aprovecharse de los más ricos que pagarían igual mayor precio con tal de tener comida o lo que sea... 
Claro, era un época de crisis: los bárbaros invadían las fronteras,  había muchos problemas para armar y pagar un ejército que los contuviera, había menos comida, era más cara, los impuestos eran más altos, había más impuestos... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario