Google+ Followers

martes, 24 de junio de 2014

Roma cambió mucho entre los siglos VIaC y III aC (23-24 de junio)

En esta clase volvimos a la ficha para mirarla en su totalidad y poder apreciar cómo cambió Roma en esos tres siglos.

Primero miramos la forma de gobierno y vimos que primero había un rey, un consejo que se llamaba senado y dos asambleas (por curias y por centurias). A fines del siglo VI aC (suponemos que en el año 509) dejó de haber rey en Roma. Fue sustituido por dos cónsules y dos cuestores. Al poco tiempo aparecieron los tribunos, luego de la retirada de los plebeyos al Monte Sacro.
A la mitad del siglo V aC, luego de la aprobación de la ley Canuleia que permitía los matrimonios entre patricios y plebeyos, los patricios agregaron una nueva magistratura: el censor. Casi un siglo más tarde y luego de la aprobación de las leyes Licinias que obligaban a que uno de los dos cónsules fuera plebeyo, los patricios agregaron el pretor, que solo podía ser patricio.
Pudimos entonces ver cómo con el tiempo, el gobierno de una sola persona, que era el rey, fue pasado a manos de muchos magistrados diferentes, que además eran anuales y 'colegiados' (que quiere decir que eran por lo menos dos).
También vimos que al principio había dos asambleas, por curias y por centurias, y luego apareció la asamblea por tribus (después de la retirada al Monte Sacro) y con el tiempo la asamblea por curias dejó de ser convocada.

Después nos concentramos en la organización social. Al principio había patricios y plebeyos, o sea, nobles y no nobles. Los patricios acaparaban las mejores tierras, la mayoría del ager publicus, y también casi todos los puestos de gobierno. Con el tiempo, y después de la aprobación de la ley Canuleia, las cosas comenzaron a cambiar. En el siglo III aC se había formado una 'nobleza patricio-plebeya' con los sectores más ricos de la sociedad sin importar su origen, que acaparaban todos los cargos de gobierno en Roma.

Al principio de la clase habíamos estado observando los mapas de la ficha. Pudimos ver como en el siglo VI aC Roma no era más que una pequeña ciudad y en el siglo III aC había conquistado casi todo el territorio de Italia y parte de la isla de Sicilia.  En la clase próxima vamos a anotar esto en el cuaderno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario