Google+ Followers

lunes, 25 de noviembre de 2013

Vivir en una ciudad medieval (1) (25 de noviembre)

Hoy estuvimos hablando de cómo eran las ciudades que se habían ido formando lentamente cuando hubo una paz relativa y además creció la población y el alimento en gran parte de Europa.

Nos ocupamos de saber que tenían murallas. Es cierto que había una cierta necesidad de defensa, pero también vimos que como la ciudad tenía sus FUEROS (allí no había dependencia personal de ningún tipo), entonces era necesario marcar bien claro su territorio.

Esta imagen muestra la ciudad de Carcassonne, que está en Francia
Fue construida alrededor del castillo





La mayor parte de la clase la dedicamos a hablar de la organización del trabajo de los artesanos en estas antiguas ciudades.

Hablamos de los GREMIOS (o CORPORACIONES). A diferencia de hoy en día, en esa época todos los artesanos de un mismo oficio, como herreros, carpinteros, zapateros, etc., estaban obligatoriamente organizados en un gremio. Esto quiere decir que no había, como puede suceder hoy en día, artesanos o trabajadores 'independientes'.
También, a diferencia de hoy en día, en esa época los gremios controlaban muchas cosas:

  • se ocupaban de la formación de los artesanos, y hoy contamos que había aprendices, oficiales y maestros. Los maestros eran los encargados de enseñarle el oficio a los más jóvenes. Cuando un oficial llegaba a ser maestro, tenía que pasar un examen, y debía presentar una 'obra maestra' frente a un jurado de maestros. Si aprobaba, entonces se convertía en maestro. 
  • También se ocupaban de fijar los requisitos obligatorios para la producción de... zapatos.... telas... canastos... muebles... cubiertos... etc... Lo consideraban un respeto a los clientes y a sí mismos.
  • al mismo tiempo fijaban los precios de los productos, para que no hubiera competencia entre los miembros de la corporación (o gremio)
  • Finalmente hablamos de la solidaridad. El gremio tenía una 'caja' a la que aportaban dinero todos sus integrantes. Ese dinero se usaba para compensar a un artesano que no podía trabajar porque estaba enfermo o había tenido un accidente, para darle sustento cuando ya no pudiera trabajar por estar anciano, o no tener buena vista, etc., y también se usaba para mantener a la viuda y los hijos de un artesano fallecido. En la actualidad estos mecanismos siguen funcionando, e incluso le seguimos llamando CAJA a la institución que recolecta el dinero y lo restituye a los trabajadores en caso de enfermedad, incapacidad, etc.



  • En la clase no mencionamos que también tenían un santo patrono (como San José para los carpinteros) y la corporación se encargaba de organizar y pagar festejos y procesiones en su honor. 
Estas imágenes representan una procesión de los orfebres (hacen cosas de oro) de Paris en el siglo XIII






No hay comentarios:

Publicar un comentario