Google+ Followers

miércoles, 12 de octubre de 2011

El gobierno del Imperio Carolingio (12 de octubre)

Hoy en clase hablamos de la forma en que se gobernaba el Imperio Carolingio.
Primero recordamos que Carlomagno primero fue rey de los francos (desde el año 768) y recién en el año 800 fue coronado emperador. Nos importó recordar el valor simbólico que tuvo para la época esa coronación, porque fue en Roma y lo coronó el Papa, justo en el día de Navidad, que para los cristianos no es un día cualquiera en el año.

Esta imagen fue hecha en el siglo XIV y representa la coronación
de Carlomagno en Roma. Quien le pone la corona es el Papa


De alguna manera Carlomagno aparecía así como el continuador del Imperio Romano, que había desaparecido hacía más de tres siglos!!! Sin embargo en la mente de la gente seguía siendo importante y valioso como referencia de poder.
Por otra parte, al ser coronado por el papa y en la noche de navidad, también Carlomagno aparecía como el rey de los cristianos, paralelamente al Papa que era su conductor espiritual.

Después explicamos cómo hacía Carlomagno para gobernar su imperio.
Vimos que había tomado algunos elementos de la tradición romana y otros de la tradición germánica


Dividió el imperio en 200 condados (que eran como pequeñas provincias) y en los lugares fronterizos, donde había vecinos peligrosos los condados se llamaban marcas. Había 4 marcas importantes pero en algunas épocas hubo hasta 6. 
En cada condado, gobernaba un CONDE, y en cada marca, un MARQUÉS. 


Observa con cuidado este mapa y verás 6 'marcas'






Por otra parte, también había unos funcionarios llamados MISSI DOMINICI (que quiere decir enviados del señor, del amo) que recorrían el imperio, muchas veces de incógnitos, para contarle a Carlomagno cómo iban las cosas. 

Este dibujo fue hecho unos siglos después
de la muerte de Carlomagno y lo representa en el
momento en que los Missi Dominici le traen noticias del Imperio

Por otra parte, tanto los condes como los marqueses, eran nombrados en sus cargos por Carlomagno, quien los elegía personalmente. Ellos hacían un juramento de fidelidad al emperador, jurando protegerlo, defenderlo y obedecerlo siempre. Carlomagno recompensaba esa fidelidad otorgándoles el BENEFICIO de una tierra. No les daba la propiedad, sino el goce de sus frutos. En esa tierra, por supuesto había colonos que la trabajaban y que obedecerían sus órdenes.

En la próxima clase vamos a continuar trabajando con estos asuntos y vamos a ver que quede bien claro en el cuaderno cuáles elementos de la forma de gobierno de Carlomagno intentaban revivir la tradición romana de gobierno y cuales tenían que ver con la forma de gobernarse de los germánicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario