Google+ Followers

miércoles, 20 de julio de 2011

En 1º2 la clase la dio Cecilia (7)

En la clase de hoy trabajamos la conquista de Alejandro, y fuimos viendo en el mapa, cuál fue la ruta que tomó. En el año 334 a.C. comienza la lucha contra los persas; para los griegos, significaba una guerra de venganza, ya que estaban dominamos por los persas. Para los macedónicos, era una guerra de conquista.
Contamos que cuando pisó el suelo de Asia menor, clavó una bandera como forma de demostración de que ese era territorio macedónico. Además, para hacer propaganda con los griegos, reconstruyó el templo de Atenea en Ilión (Troya).
La primera batalla contra los persas, fue la batalla de Gránico, en el año 334 a.C. en la zona de Asia menor. Los macedónicos triunfan en esta batalla, y van a gobernar los territorios conquistados bajo el titulo de sátrapas, forma en que se organizaban los persas.
En 333 a.C. se dio una batalla muy importante, la de Isso, en la cual los persas pelearon con su Rey Dario III. El triunfo de los macedónicos, les dio mucha confianza ya que era la primera vez que luchaban contra el propio ejército persa. Esta batalla le dio paso a Alejandro para avanzar hacia el sur y hacia oriente. En su viaje hacia el sur, pasó por dos ciudades importantes que opusieron resistencia: Tiro y Gaza, a las que Alejandro destruyó totalmente.
Entra en Egipto a modo de paseo triunfal, ya que es muy bien recibido por los egipcios, que se encontraban descontentos por el dominio persa, pero que gracias a Alejandro había terminado. Lo reciben como un liberador y lo coronan como el nuevo Faraón de Egipto. Para este momento Alejandro tenía tres títulos de poder: Emperador, Rey y Faraón.
Organizó el territorio egipcio en tres distritos territoriales llamados nomos, gobernados por egipcios pero controlados militarmente por macedónicos.
Luego emprende camino hacia el corazón del Imperio Persa. Se da la batalla de Gaugamela en el año 331 a.C. de la cual Darío III huye. Alejandro es aclamado Rey de Asiria y hace una entrada triunfal en Babilonia.
Luego logró apoderarse de Susa y Persépolis, ciudad que fue incendiada por los macedónicos. De esta manera, los griegos sentían cierta retribución por todas las campañas iniciadas contra ellos.
El ejercito macedónico se encontraba cansado, sus expectativas no coincidían con las de Alejandro, a lo que se suma que el emperador Macedónico, decide casarse con la princesa iraní Rosana, en el 328 a.C. para conseguir el apoyo de la nobleza de dicho lugar.
En la próxima clase, veremos cómo termina la conquista de Alejandro, y que cambios se producen luego de su muerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario