Google+ Followers

miércoles, 13 de julio de 2011

En 1º2 la clase la dio Cecilia (5)

En la clase de hoy comenzamos hablando de la situación que vivieron las polis griegas al finalizar el siglo V a.C., siglo que estuvo colmado de guerras entre las distintas polis, por obtener mayor poder en la zona de Grecia. Esto generó un debilitamiento de las mismas, que fue aprovechado por Filipo II, Rey de Macedonia en el año 359 a.C. para conquistar a las polis griegas.
Macedonia, era un territorio al norte de Grecia, aislado geográficamente, por lo que por mucho tiempo, no va a formar parte de la historia de Grecia. Los griegos consideraban esta región, desprestigiada, porque estaba habitada por barbaros (dijimos en clase, que barbaros se le llama a aquellas personas que se consideran incivilizadas). La forma en que se organizaba Macedonia, era bajo un Régimen Monárquico, en donde la única institución era el Rey, Aquí establecimos una diferencia con la forma en que se organizaban las polis (tanto las griegas como Roma), las cuales estaban basadas siempre en tres instituciones: magistraturas, consejo (o senado en Roma) y las asambleas.
Filipo II, en sus intenciones de expandirse hasta el Mar Egeo (que baña las costas de Grecia), entró en guerra con la polis de Tebas, en la cual estuvo preso un tiempo. Podemos pensar que esto fue negativo para Filipo, seguramente en algún aspecto sí, pero durante el tiempo que estuvo preso, aprendió dos cosas positivas, que le fueron importantes en su expansión: la organización militar de los griegos y sus tácticas de guerra, que utilizará luego en su ejercito, y estrategias para ganar seguidores, en Grecia, donde se los veía de mala manera a los macedónicos.
El hijo de Filipo, Alejandro, conocido más comúnmente como Alejandro “Magno”, se convierte en Rey de Macedonia cuando su padre es asesinado. Dijimos que “Magno”, que quiere decir grande, se le decía por haber conquistado un territorio realmente extenso, llegando hasta la India, en tan sólo 11 años. Lo comparamos con el caso de los Romanos, que demoraron 2 siglos, es decir 200 años, en conquistar la península Itálica.
En el siguiente mapa podes ver lo grande que fue el Imperio Macedonico (lo pintado en color anaranjado, fue lo conquistado por Alejandro):



En la clase del viernes, trabajaremos cuales fueron los elementos que posibilitaron a Alejandro, emprender tan inmensa conquista, en un periodo tan corto de solo 11 años. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario