Google+ Followers

lunes, 5 de noviembre de 2012

un mundo basado en la tierra y en las relaciones de dependencia personal (5 de noviembre)

Hoy estuvimos hablando del final de un proceso que empezamos a estudiar hace muchas clases. Muchos historiadores consideran que empezó con la crisis del siglo III y que tiene que ver muy particularmente con la progresiva barbarización del territorio del Imperio Romano (que después desapareció) y con la ruralización de la población que en un mundo cada vez más inseguro fue abandonando progresivamente las ciudades hasta que prácticamente desaparecieron.

Tuvimos que recordar el largo ciclo (unos 800 años, es decir 8 siglos) de penetración de los bárbaros, a los que también llamaban germanos (como los francos, los visigodos, los ostrogodos y otros pueblos más que nombramos en clase). Nos importó particularmente recordar la última oleada de invasiones, la que ocurrió entre los siglos IX y X, porque eran extremadamente agresivos y violentos. Eso aumentó muchísimo la sensación de inseguridad y volvió inútiles los intentos de gobernar un gran imperio en forma unificada como quiso Carlomagno. (Recordamos que en la época de la crisis del siglo III había pasado algo parecido, pero que después los emperadores romanos lograron volver a controlar el gobierno del Imperio).

Luego hablamos, no en el mismo orden en los dos grupos, de la importancia de las relaciones de dependencia personal. En la clase próxima continuaremos trabajando este tema, porque es muy importante y necesitamos tiempo para conocerlo y registrar elementos en el cuaderno.

Hablamos que había dos tipos de relaciones de dependencia personal:

1. El VASALLAJE, que era una relación entre hombres libres, y ambos debían ser nobles. Uno de ellos era el señor y el otro su vasallo. Anotamos que el señor le entregaba al vasallo una tierra que se llamaba feudo, y que dentro de ella el vasallo era un 'señor' que tenía 'señorío' o sea una autoridad total para todos los asuntos. Nos importó saber que en realidad todos los nobles eran señor de uno o varios vasallos, y al mismo tiempo eran vasallos de uno o más señores. El rey también era un señor que tenía vasallos, y muchas veces él mismo también era vasallo.
Esta relación ya la conocíamos de la época de Carlomagno, que también tenía un vínculo de fidelidad personal con los condes y los marqueses, a los cuales les pagaba con una tierra, que dijimos que se llamaba beneficio. 

2. La SERVIDUMBRE, que era la relación entre el señor feudal (que le habían concedido esa tierra) y los campesinos que vivían en ella y eran sus siervos. Los siervos no eran su propiedad, como si hubieran sido esclavos, pero no eran libres, no podían irse. Estaban bajo la completa autoridad del señor, que tenía 'señorío' en esa tierra. Trabajaban a cambio de alimento y protección.
Esta relación ya la conocíamos desde la época del Bajo Imperio Romano (en los siglos IV y V). En esa época se llamaba COLONATO y también relacionaba al dueño de la tierra y a los campesinos que trabajaban en ella. Ni los colonos ni los siervos eran libres. Estaban bajo la autoridad y la protección del señor. 

El miércoles continuaremos trabajando con este tema.



No hay comentarios:

Publicar un comentario